Metodología

Nuestra línea de trabajo es cognitivo-emocional, ya que sabemos que los perros son individuos racionales, sociales y emocionales.
Por ello:

Estimulamos su cognición a través de ejercicios de distinta naturaleza.

Trabajamos en base al vínculo y usamos como máximo refuerzo el afecto.

Tenemos como prioridad el estado emocional del perro, tanto en su vida diaria como en las sesiones.

Desde DogSoul creemos en la importancia de construir un código de comunicación claro, sólido y honesto con nuestro perro, que nos permita una mayor comprensión mutua.

Cada intervención está supervisada por todo el equipo. Implicamos a la familia desde el primer día para conseguir los objetivos. Además, enviamos pautas después de las sesiones, así como seguimientos mensuales de la evolución del perro en las intervenciones etológicas. Mantenemos una comunicación continua vía email, whatsapp, llamadas telefónicas, etc., antes, durante y tras la intervención. Además, en caso de requerirlo, podemos reproducir situaciones reales de manera controlada.

Investigación I+D+i

La ciencia es la base de nuestro trabajo, la creatividad nuestro punto fuerte y la formación continua nuestra mejor aliada. Somos ingenieros de técnicas, no aplicamos tratamientos pre-diseñados. Analizamos el problema de forma global e intervenimos de forma personalizada sobre todas las dimensiones del perro (física, emocional, cognitiva y social). Además, creemos en la necesidad de seguir actualizando nuestros conocimientos de manera continua para poder ofrecer la máxima calidad en nuestras intervenciones.

Contáctanos

Y te escribiremos lo antes posible